Uncategorized

“No trabajé por ello”. Joven se rehúsa a recibir una herencia millonaria

Si bien es cierto que el dinero no compra la felicidad, ¿quién no se sentiría feliz y tranquilo si pudiera no tener deudas o darse ciertos lujos que pueden ser imposibles para la mayoría de nosotros? Ganar la lotería es un sueño recurrente de muchas personas.

Poder viajar a un destino soñado, tener un hogar con todas las comodidades, poder brindarles la mejor educación a sus hijos, un vehículo de último modelo, entre otros, es el deseo de muchos. Sin embargo, también existen excepciones.

Tal es el caso de Marlene Engelhorn, una joven alemana de 29 años que tuvo la suerte de heredar una fortuna millonaria de sus padres. Según la información compartida por el medio La Vanguardia, la muchacha es estudiante de Lengua y Literatura en una universidad de Viena, Austria y es conocida por ser descendientes de los fundadores de una millonaria compañía química, llamada BASF.

Contrario a lo que harían muchas personas, Marlene se niega a aceptar la herencia que le ha caído prácticamente del cielo y que equivale al 90% de la fortuna de la empresa. Cabe mencionar que BASF tuvo ingresos de más de 79 mil millones de dólares durante el 2021. De esta manera, se podría convertir en una de las personas más ricas del mundo.

A pesar de ello, la joven es una activista que lidera movimientos con conciencia de clase. Es por ello que asegura que, al aceptar la herencia de sus padres, estaría yendo en contra de sus creencias políticas.

“No debería ser mi decisión qué hacer con el dinero de mi familia por el cual no he trabajado yo. (…) Como alguien que ha disfrutado de los beneficios de la riqueza toda mi vida, sé lo sesgada que está nuestra economía y no puedo seguir sentada y esperando que alguien, en algún lugar, haga algo.”

Marlene se autodefine como una “niña rica”, por lo que cree que el dinero de sus padres no lo merece, pues ella no ha hecho nada para conseguirlo. Además, explicó que todo debería tener un límite y nadie debería concentrar grandes cantidades de dinero mientras exista igualdad en el mundo.

“No podía ser feliz. No se trata de una cuestión de voluntad, sino de equidad. No he hecho nada para recibir este legado. Esto es pura suerte en la lotería del nacimiento y pura conciencia.”

Hace unos años Marlene fundó un movimiento llamado AG Steuersrechtigkeit que lucha contra la desigualdad económica y social. Además, motiva a los herederos de grandes fortunas en Europa a renunciar a ese dinero y abogar por más impuestos hacia los ricos.

Comment here