Uncategorized

Padre abandona su tratamiento contra el cáncer para salvar a su hija

No cabe la menor duda de que el amor de un padre puede mover montañas y que harían hasta lo imposible para poder ofrecerle lo mejor a sus hijos. Para un padre, no existe nada más importante que velar por la salud y el bienestar de sus pequeños.

El amor de este padre por su hija quedó claramente demostrado luego de que ambos fueran diagnosticados con cáncer. La historia de Roberto y Andy han conquistado los corazones de miles de personas luego de que se diera a conocer que él tomó la decisión de renunciar a su tratamiento con tal de que su pequeña pudiera continuarlo.

Hace un poco de más de un año, el doctor Roberto Ávila Brambila, de 37 años, fue diagnosticado con cáncer de estómago. Por desgracia para su familia, su pequeña hija de 4 años también recibió el mismo diagnostico tras varios exámenes médicos. A diferencia de su padre, la enfermedad se alojaba en el cerebro.

Tras la terrible noticia, la familia inició una campaña en las redes sociales con el objetivo de recaudar dinero suficiente para pagar el tratamiento de quimioterapia que los dos necesitaban, además de otros procedimientos quirúrgicos.

La historia de Roberto y Andy se volvió rápidamente viral en las redes sociales y miles de personas pusieron su granito de arena para ayudarlos. Lamentablemente, el dinero que juntaron no fue suficiente y los gastos se volvieron insostenibles. Fue por ello que el hombre decidió abandonar su tratamiento para que su pequeña pudiera continuar y recibir todos los cuidados necesarios.

Luego de abandonar su tratamiento, su salud desmejoró bastante en muy poco tiempo y su cuerpo no logró resistirlo. El pasado 11 de junio, la esposa de Roberto confirmó la pérdida de Roberto y le dedicó unas hermosas palabras.

“Cumpliste tu promesa, no te rendiste. Por ti no quedó, ahora sé que seguirás con la promesa de siempre ver por Andy y por mí desde el cielo. Te extrañaremos tanto. Yo cumpliré mi promesa y cuidaré de nuestra princesa. Te amo corazón, hasta siempre.”

Por su parte, la pequeña Andrea sigue luchando su batalla contra el cáncer y continúa con su tratamiento en el Hospital Universitario de Monterrey. La madre de la niña sigue solicitando ayuda para poder salvar la vida de su pequeña princesa.

“Pido la ayuda y la colaboración de ustedes. Andy desde ayer está en terapia intensiva, sigue peleando y luchando, pero necesitamos un milagro. Oren por mi niña, para que esta terrible enfermedad no me la arrebate de mis brazos.”

La familia de la pequeña creó una página de Facebook Unidos por Andy Ávila en la que se encuentra toda la información necesaria para que todos aquellos que quieran ayudar puedan hacerlo. Además, diariamente comparten más información sobre el estado de salud de la niña de cuatro años.

No cabe la menor duda de que Roberto amaba tanto a su hija que decidió sacrificar la suya con tal de salvarla. Por la pronta recuperación de Andy, les deseamos que puedan salir adelante y que la pequeña pueda ganar esta dura batalla.

Comment here