Uncategorized

Padre hace un homenaje a su hija luego del atentado de Texas: “Fue una heroína”

heroína

Para muchos, el pasado 24 de mayo será una fecha inolvidable, que se sumará a la lista de atentados a escuelas. Lo que comenzó como un día de clases más, termino en una película de terror que se llevó la vida de al menos 19 niños y 2 maestras.

El atentado ocurrió en el escuela primaria Roob ubicada en la localidad de Uvalde, Texas. Un joven de 18 años ingresó a la institución armado y comenzó a efectuar disparos a quemarropa. Los niños que perdieron la vida eran alumnos de segundo, tercer y cuarto grado, por lo que tenían entre 7 y 10 años.

Entre todas las víctimas, se ha dado a conocer el gesto de Amerie Jo Garza, una de las pequeñas que había sido nombrada en el cuadro de honor y se hizo una foto con el reconocimiento. Su abuela, Berlinda Arreoola comentó que la niña era una persona extrovertida y destacada en la escuela. En una entrevista con The Daily Beast, la mujer dijo: “Mi nieta fue asesinada a tiros por tratar de llamar al 911, murió como una heroína tratando
de obtener ayuda para ella y sus compañeros de clase”.

Desde el momento que los medios compartieron la noticia, el padre de Amerie no sabia nada de su hija, por lo que decidió acudir a Facebook para pedir ayuda. “No pido mucho o casi no posteo aquí, pero por favor ya han pasado siete horas y todavía no tengo noticias de mi amor.”

Horas más tarde, el hombre volvió a compartir la misma fotografía, pero esta vez con un triste mensaje:
“Gracias a todos por sus oraciones y por ayudarme a encontrar a mi bebé. Mi amorcito ahora vuela alto con los ángeles allá arriba”.

Por su parte, su abuela también relató los últimos momentos de su nieta, de acuerdo a lo que las autoridades le dijeron. Salvador Ramos, el joven de 18 años que perpetro la escuela primaria amenazó a Amerie y otros niños con quitarles la vida. La niña agarró su celular para intentar llamar a emergencias, pero en lugar de quitárselo o romperlo, le disparó.

“Entonces el pistolero entró y les dijo a los niños: ustedes van a morir. Y ella tenía su teléfono y llamó al 911. Y en lugar de agarrarlo y romperlo o quitárselo, él le disparó. Estaba sentada justo al lado de su mejor amiga. Su mejor amiga estaba cubierta de sangre.”

El gesto que tuvo Amerie logró prevenir que la cifra de víctimas fuera mucho más grande, ya que el servicio de emergencias no tardó en llegar al lugar. Lamentablemente, no fue lo suficientemente rápido como para salvar a todos.

Comment here