Paternidad

Padres hacen un contrato para regular el uso de la tecnología de su hijo y es duramente criticado

contrato

La educación y la crianza de un niño es bastante compleja. Eso sin contar con que no hay algún manual que te enseñe como ser un buen padre y que los métodos van evolucionando con el paso del tiempo.

La el gran avance de la tecnología, la llegada de las redes sociales y la comunicación a distancia, las normas no son las mismas que hace 20 años atrás. Es por ello que es muy importante que los padres consideren todos estos nuevos factores para la educación de sus niños.

Sin embargo, el desconocimiento de los mismos puede generar que algunos padres tomen medidas extremas. De esta manera, algunos llegan a sobrepasar los límites de una crianza respetuosa.

En la actualidad, muchos padres creen que sus hijos deben tener un acceso limitado a la tecnología. Ya sea que se trate de sus celulares, tablets, computadoras, consolas de video juegos, etc., intentan establecer horarios o impedir el acceso a algunos sitios.

Lo cierto es que controlar lo que tu hijo hace cunado navega en internet no está nada mal, sobre todo si se trata de un niño pequeño. Pues, debemos tener en cuenta que en ese gran mundo en el que se sumergen pueden encontrar millones de cosas, muchas de las cuales, quizás no tengan el conocimiento necesario para no exponerse a situaciones peligrosas.

De la misma manera, existen algunos padres que rechazan la idea de imponer limitaciones extremas a sus hijos respecto al uso de la tecnología. Esto ha hecho que se generara un gran debate en Twitter luego de que un padre compartiera un “contrato” entre padres e hijos. Tal documento, regulaba el uso del teléfono por parte de los niños.

“El teléfono no es tuyo, es de papá y mamá, que son quienes lo compran y pagan internet. Por tanto, en cualquier momento podemos pedirte el teléfono y ver lo que hay en cualquier aplicación. Y tenemos que conocer las contraseñas.”

Uno de los comentarios de un periodista uruguayo desató una gran polémica. Se trata de Juan Miguel Carzolio, un usuario que etiquetó la publicación del “contrato entre padres e hijos” como un abuso de poder que podría ser dañino para el menor.

“Nunca, pero nunca, haría firmar un contrato así a mis hijos. Desde el teléfono es de mamá y papá que lo pagan para abajo, cada cosa es peor. Abuso de poder, atropello a la intimidad. Falta de confianza. No firmen nada sin llamar a un abogado gurises (niños).”

Otro de los puntos que aborda este contrato son los referentes a la instalación de aplicaciones y redes sociales, quienes no podrán ser instalados sin una previa autorización. Además, implica el uso compartido de cuentas y horarios de uso.

“La instalación de aplicaciones de redes sociales solo podrá realizarse previa autorización nuestra y, en su caso, con las condiciones que fijemos, entre las que podrá estar el uso compartido de la cuenta. Su uso se limitará a las horas acordadas.”

Por si esto fuera poco, el contrato que circula por Twitter aclara que está prohibido reenviar mensajes que puedan resultar ofensivos o de mal gusto para otros niños o en las que se vean a otras personas siendo lastimadas de alguna manera. En caso de que el niño reciba este tipo de mensajes debe avisar inmediatamente a sus padres.

“No puedes reenviar a otros amigos mensajes que te lleguen y que sean ofensivos para otros niños, o de mal gusto, o que se vea a gente siendo lastimada. Siempre y en todo caso, si recibes algunos de estos mensajes, tienes que decírnoslo”.

Al final, establece que cualquiera de las reglas del contrato que el niño rompa implica la pérdida total o parcial del aparato. Si bien es cierto que es necesario establecer reglas y poner límites a tu hijo, es importante que se respete su individualidad, su espacio y su intimidad.

Aunque queramos que no sufran, darles algo de libertad en algunas decisiones fomentará la confianza y les dará un sentido de independencia. Y tú, ¿Qué piensas sobre este contrato entre padres e hijos para el uso de la tecnología en los niños? ¿es exagerado?

Comment here