Uncategorized

“Para que tengan un espacio seguro”. Maestra protesta contra escuela por obligarla a quitar bandera LGTBT del salón de clases

Con el paso de los años, todas las sociedades del planeta, o casi todas, avanzan hacia un mundo más inclusivo y empático con las minorías. La integración y el respeto de los sectores de la población que antes eran vulnerados, discriminados, marginados o discriminados es la clave para crear de este un lugar mejor.

Por su parte, los gobiernos de varios países han impulsado algunas políticas para luchar contra la discriminación que sufren algunas personas por su orientación sexual o su identidad de género. Sin embargo, no siempre funciona a la perfección en todos lados, sino que sigue habiendo un largo camino por recorrer.

Esto mismo fue lo que sucedió en una escuela de Long Island, Estados Unidos, en donde una maestra ha denunciado la discriminación contra la gobernación de New York. Todo esto, luego de que los directores de la escuela en la que trabaja la obligaran a quitar una bandera del orgullo LGTBT que había colgado en su salón de clases.

Según la información compartida por el medio de comunicación News 12, el director de la escuela Connetquot High Scholl exigió a la docente Sarah Ecke a quitar de la pared la bandera porque “incomodaba a los estudiantes”.

Cabe mencionar que la mujer es profesora de matemáticas y asesora del Club de Alianzas de Géneros y Sexualidades para los alumnos de la institución.

La petición fue informada por algunos de los funcionarios del distrito escolar, quienes aseguraron que fueron los mismos alumnos que se acercaron a presentar una queja. Al parecer, a los estudiantes no les guastaba que la bandera del orgullo LGTBT fuera del doble del tamaño de la bandera estadounidense que había en el salón de clases.

Además, la exigencia contra la profesora se justificó bajo la nueva regla que prohíbe a los docentes a participar en discursos políticos en sus aulas. Fue por ello mismo que no tuvo más remedio que quitarla, a pesar de sentirse incómoda con la situación, pues no quería tener más problemas ni perder su empleo.

Sin embargo, el caso llegó hasta la oficina del Dr. David Kilmick, presidente de la Red LGTBT en Long Island, quien criticó duramente la decisión de la gobernadora Kathy Hochul.

“Las acciones del distrito son una clara violación de la Ley de Dignidad para Todos los Estudiantes. Esperamos una investigación inmediata para que nuestros jóvenes LGTBT, que ya son acosadas a tasas más altas, no tengan que sufrir un día más en el inseguro y peligroso ambiente que ha creado el distrito escolar de Connetquot.”

A pesar de todo, Sarah asegura que siente que su caso fue un claro ejemplo de discriminación y homofobia. En tanto, la Red LGTBT realizó una protesta que incluyó a los padres y a los estudiantes frente a algunas aulas para que “todos los jóvenes LGTBT tengan un espacio seguro para ser auténticos”.

Finalmente, también hubo un grupo de padres que salió en defensa de la decisión de la escuela. Estos continúan afirmando que no hay que llevar la política a las escuelas y que los docentes son un ejemplo para sus hijos, por lo que no deberían promover nada de ello.

Comment here