Bebé

Perrita le lleva juguetes a su hermanito para jugar, pero él es demasiado pequeño. Quiere ganarse su cariño

perrita hermanito

La llegada de un nuevo miembro al hogar es un momento muy emocionante para todos, quienes esperan expectantes para descubrir cómo se va a desarrollar la dinámica a partir de ahora. Para aquellos que van a ser padres, una de las cosas que más le preocupan es saber cómo se tomarán sus otros hijos al nuevo bebé.

En el caso de Denny Ku y su esposa, esto era algo que les preocupaba bastante, porque no sabían cómo iba a reaccionar su perrita, quien ha estado 8 años a su lado. Debido a que no tenían hijos, el animal había crecido “acostumbrada a ser hija única”, según sus propias palabras.

Lilo, la perrita de raza corgi, nunca tuvo un “momento dulce” con la mujer durante el embarazo, como acostarse sobre su barriga o protegerla de sobremanera, como suelen hacer otros animales.

“Era casi como si no supiera que tenía que compartir la atención y quería algo de espacio”, dijo el hombre en una entrevista con The Dodo.

¿Cómo fue el primer encuentro de la perrita con su hermanito?

Esta situación continuó por varios días luego de la llegada del pequeño al hogar, casi como si le diera igual o como si no quería compartir el espacio con un extraño. El primer día en que la mujer regresó a casa con su bebé en brazos, Lilo lo saludó “normal”, pero pronto se dio cuenta de que Koa, ya no se iría de la casa.

perrita hermano

“No sabía interactuar con Koa, por lo que principalmente coexistió durante los primeros días.”

Denny Ku y su esposa estaban preocupados porque Lilo no quería interactuar con el pequeño Koa. Sin embargo, un día vieron una pelota de la perrita en la hamaca de su hermanito. Ambos se rieron de la situación e intentaron explicarle al can que su hermano aún era muy pequeño para jugar, aunque parece que no lo ha entendido.

Antes, la perrita Lilo solía llevarle sus juguetes a Denny o a su esposa para jugar, pero ahora, solo lo hace con el niño. Como si quisiera demostrarle la colección de juguetes que tiene a su hermanito o como si quisiera que jugaran juntos, ha comenzado a llevarle cada uno de ellos.

Sin embargo, cuando se quedó sin nada nuevo para llevarle, Lilo comenzó a mostrarle cualquier cosa que pudiera servir para jugar. Desde papel higiénico, hasta pantuflas, calcetines o peluches todo era una buena opción para que el bebé los lanzara y jugaran juntos.

Por ahora, Koa es demasiado pequeño para jugar con Lilo, pero ella no se rinde y se queda a su lado para cuidarlo. Esperemos que pronto, comiencen a disfrutar juntos de momentos increíbles. Estamos seguros de que ambos lo disfrutarán muchísimo.

Comment here