Uncategorized

Pink habla sobre la maternidad: “Me siento abrumada todo el tiempo. Me meto al armario a llorar”

pink

No es ningún secreto que la maternidad no es nada sencilla, sino que está repleta de retos que tenemos que superar todos los días. Por suerte, cada vez son más las personas y las celebridades que han comenzado a contar su experiencia, formando una red de apoyo para aquellas mamás que están atravesando lo mismo.

En el pasado, que una mujer hablara sobre los aspectos negativos de la maternidad estaba mal visto. En seguida, comenzaban a tildarla de “mala madre, egoísta, o que carecía de instinto maternal” por todos los tabúes que hay alrededor. Como consecuencia, a muchas madres no les quedaba más remedio que lidiar sola con todo lo que la crianza de un niño significa.

Recientemente, durante una entrevista exclusiva con la revista People la cantante estadounidense Pink hablo sobre su experiencia como madre. Sin prejuicios ni tabúes, habló con honestidad sobre cómo era para ella su día a día con sus dos hijos Willow, de 11 años y Jameson Moon de 5.

“El problema está cuando dejas de tener límites en tu casa. A veces entro a ducharme y me pongo a hablar conmigo misma, pero me doy vuelta y me encuentro a Willow ahí parada, mirándome todo el tiempo. Creo que necesitamos tener más candados en casa. (…) Trato de explicarles a mis hijos que ir al baño no es una invitación para tener una reunión familiar.”

Para ella y su pareja Carey Hart, ex piloto de motocross, la paternidad no ha sido sencilla. Sobre todo, para la artista, quien parece no encajar en el “molde de madre tradicional”, motivo por el cual ha sido objeto de críticas y comentarios de todo tipo.

“Me siento abrumada todo el tiempo. (…) Me meto en mi armario a llorar.”

Algunas personas quieren ser las mejores madres del mundo, devotas y comprometidas con la crianza de un niño, estando presente las 24 horas del día. Otras en cambio, prefieren tener algo más de libertad durante la crianza. Independientemente del camino que elijas, ambas opciones son válidas, siempre y cuando te asegures de brindarle a tu hijo lo que necesita.

“Siempre trato de entender: ¿Estoy haciendo lo correcto? ¿Puede una mujer tenerlo todo? ¿Qué significa eso? Y la respuesta es no. La mayoría de las veces no puedes, y se siente como si estuvieras escalando el Monte Everest. Pero también es tan mágico lo que puedo hacer y lo que llego a ser en esta vida.”

Esto fue lo que le sucedió a Pink, por lo que quiso salir a hablar al respecto y romper los paradigmas de la maternidad. La cantante se casó con Carey Hart a principios del 2006 luego de casi 15 años juntos decidió publicar un texto hablando sobre el matrimonio.

“El matrimonio es horrible, maravilloso, consuelo y rabia. Es amar a otra criatura falible mientras tratas de amarte a ti mismo. La gente se ríe de nosotros porque cuando no estamos peleando, estamos riendo. Ponen los ojos en blanco cuando hablamos de terapia. Pero les diré una cosa: vale la pena.”

Pink es la autora de grandes éxitos, pero ella tiene muy en claro que su fama y su larga trayectoria siempre han estado separados de la mujer, madre y artista que es. Para ella, su vida privada es tan importante como darles un buen ejemplo a sus hijos. Es por ello, que muy poco se ha hablado en los medios sobre su vida personal.

La cantante ha sido juzgada en varias ocasiones por sus decisiones al momento de compartir fotos con sus hijos haciendo cosas “poco seguras”. Por ejemplo, en el 2017, publicó una foto en su cuenta de Instagram en la que se la ve cocinando junto a sus dos hijos.

Jameson era una bebé y estaba en una mochila portabebés, mientras que su hija Willow estaba de rodillas sobre la encimera junto al fuego de la sartén. Rápidamente, fue acusada de poner en peligro la vida de ambos.

En otra ocasión también fue foco de las críticas de los usuarios cuando publicó una fotografía de sus pequeños comiendo chocolates. El problema fue el texto que acompaño la imagen que hablaba sobre que este era un buen alimento para ellos.

Comment here