Mundo

Piqué fue a buscar a sus hijos y los esperó a varios metros de su casa. No quiere ver a Shakira

A mediados del año pasado, Shakira y Gerald Piqué anunciaron su separación a través de un comunicado de prensa. En ese momento, aprovecharon la oportunidad para pedirle al público y a los medios de comunicación distancia y respeto por el bienestar de sus hijos, a quienes quisieron poner en primer lugar.

Al parecer, al principio, la cantante quería mantener a los pequeños Sasha y Milán lejos de la polémica para que sufran lo menos posible. Sin embargo, el asunto ha crecido tanto que ella misma ha decidido tomar el toro por los cuernos, utilizando la música, como un medio de escape para hablar sobre todo lo que ha sentido sobre el quiebre de su relación.

Pero, la que más ha generado polémica y críticas de todo tipo fue el sencillo que lanzó con Bizarrap titulada “Music Sessions #53”. La colombiana no se guardó nada y llenó su canción de indirectas para su ex pareja, padre de sus hijos, y a su actual novia, la española de 23 años Clara Chía Martí.

Al principio, Gerald intentó tomarse la canción de Shakira con humor y responder comprándose un reloj Casio y un automóvil Twingo. No obstante, en los últimos días, parece estar cansado de escucharla en todos los sitios que visita. Pues, desde que se ha separado, el ex jugador de fútbol ha tenido que enfrentar las burlas y los comentarios de los fans de la colombiana, candándole las canciones que se dicen estarían dedicadas para él como “Te Felicito”, “Monotonía” y “Music Sessions #53”.

Todo eso, hizo que la relación “cordial” que intentaban mantener por el bienestar de sus hijos se haya roto. De hecho, hace unos días Piqué fue a buscar a los niños a la casa en la que vivía con Shakira en Barcelona, pero los esperó a varios metros de la vivienda, dejando en claro que no quiere ver a su ex ni un segundo.

Cabe mencionar que los fans de la artista han estado rondando la casa, esperando que ella saliera a saludar o que pusiera a todo volumen su más reciente éxito. Tal vez, fue este el motivo por el que Piqué no quiso acercarse un poco más.

De acuerdo a la información compartida por The Grosby Group, el ex jugador de fútbol habría ido a buscar a los niños para pasar un tiempo con ellos. Además, quería celebrar por adelantado el cumpleaños de Milán, su hijo mayor.

Esto fue algo que llamó la atención de muchos, ya que, en ocasiones anteriores, solía entrar a la cochera de la casa para esperar a los niños. Esta vez, estaba a varios metros sentado dentro de su automóvil con cara de molestia, aunque cuando Sasha y Milán aparecieron, los saludó alegremente y emprendieron su camino.

En más de una ocasión, Piqué a asegurado que la paternidad es muy importante para él y que desea pasar tiempo con sus hijos. De hecho, al principio le costó bastante ceder ante la petición de Shakira de llevárselos a vivir a Estados Unidos, ya que estarían muy lejos y tendría que verlos menos seguido.

Comment here