Niños

Por qué los niños ven lo mismo muchas veces sin cansarse?

ven lo mismo

Son muchos los niños que pueden ver la misma película o vídeo muchas veces sin parecer cansados o aburridos en ningún momento. ¿Quieres saber por qué?

Los motivos básicamente son dos: el primero se trata de un proceso de aprendizaje, el segundo es una especie de celebración de lo que aprendió.

Los niños aprenden gracias a la repetición. En pocas palabras su conocimiento y comprensión van creciendo y fijándose en su cabeza a medida que repiten algo. Les gusta descubrir cosas nuevas y cuando algo les fascina lo pueden ver o hacer muchas veces.

Esto funciona también en adultos, aunque una persona adulta absorbe la información de una manera mucho más rápida evidentemente.

Aprendizaje por repetición

Si vamos al caso es algo que al día de hoy se puede ver en muchas cosas de la vida. El aprendizaje por repetición nos acompaña desde hace mucho tiempo. Sin ir demasiado lejos cuando están estudiando algo que es bastante común es que los niños intenten memorizar las cosas y para esto es fundamental la repetición.

En los juegos esto es igual. Cuando tienen que meter formas en ciertos lugares. El circulo debe ir en el otro circulo. El niño buscará hacerlo hasta que le salga y cuando lo haga repetirá la acción las veces que crea necesaria.

Cuando un niño ve una película comienzan poco a poco a comprender de qué se trata la misma. A medida que la vuelven a ver comienzan a descubrir poco a poco otras cosas y a comprender un poco más la trama, aprendiendo sobre los lugares que aparecen en el film y el nombre de los personajes, etc. De esta forma descubren nuevas emociones que anteriormente no habían descubierto.

La repetición es buena en los niños

En las películas para niños muchas cosas son predecibles para los adultos. Pero no para los niños que ven todo asombrado. Poco a poco saben exactamente qué escena sigue y esto los hace sentir mucho más seguros personalmente hablando.

De esta forma se vuelven capaces de predecir el futuro del protagonista lo cual para ellos es mágico y es una experiencia que les encanta repetir. Volver a ver una y otra vez la misma película y recordar la parte favorita de la misma, notaras que los pequeños saltan de emoción cada vez que llega dicha parte.

Comment here