Niños

El hermoso proceso de aprender a caminar

proceso

El caminar es un gran proceso que deben seguir los pequeños, que tienen que aprender para poder ir avanzando en su vida.

Obviamente nos preocupamos como madres de que no aprendan a tiempo, de que lo mejor es ir apoyándolos y apenas vemos que pueden, tratar de mantenerlos de pie e incluso pensamos que lo mejor saltear algunas etapas para que será mucho más rápido todo.

 

Pero la verdad es que es mucho mejor dejar que los pequeños aprendan todo a su debido tiempo, no hay que tener miedo por si tarda un poco más que otros niños.

Al contrario, hay que acompañarlos, y esto lo digo porque según los profesionales, lo mejor para el desarrollo de los niños es que aprendan las cosas paso a paso, a su debido tiempo mucho más en lo que respecta aprender a caminar.

 

Cómo empieza este gran proceso

El bebé durante el primer mes de vida va a estar esforzándose por levantar su cabecita y es que incluso trata de mantenerla así y buscará la forma de voltearla para todos lados.

Esto es porque está buscando la forma de adquirir fuerza en sus músculos cervicales para así poder comenzar a controlar la posición de la cabeza.

Ten en cuenta que es importante que lo haga porque esto es crucial para que luego desarrolle otras habilidades como gatear, caminar y sentarse.

 

El proceso de caminar por lo tanto empieza desde ese momento, desde el momento en el que trata de levantar su cabeza.

Este proceso se da a lo largo del primer año de vida, por lo tanto, tiene que ser estimulado adecuadamente. Una cosa que debes saber es que es muy importante que tu pequeño se siente y pueda pasar bastante tiempo así, esto es porque un estudio que realizó la Universidad Estatal de Dakota del Norte afirma que este tiene un efecto favorable ya que ayuda al bebé a desarrollar la capacidad de conocer, pensar, percibir, entre otras cosas.

Qué hacer

Para empezar, no tienes que apurar a tu pequeño a hacer las cosas por lo tanto sigue cada uno de sus pasos. Ármate de paciencia, eso será lo mejor que puedes hacer ya que tu pequeño necesitará que estés pendiente a cada cosa que hace.

Por ejemplo, cuando empiece a sentarse, tienes que ver que se encuentre en la posición adecuada para que adquiera la suficiente fuerza de acuerdo a su peso.

 

Cuando aprenda a gatear hay que hacer algunos ejercicios para que pueda hacer movimientos sincronizados con las manos.

Una vez que logre gatear exitosamente lo que tienes que hacer incentivarlo a que camine pero no apurándolo, pon algunos obstáculos para que no se quede, por decirlo de alguna forma, con lo básico. Siempre tienes que ponerles pruebas a tus hijos durante este proceso porque es lo que más lo va a ayudar.

 

 

Comment here