Uncategorized

Qué es y por qué ocurre la disnea durante el embarazo

disnea

Cuando estamos embarazadas tenemos que cuidarnos mucho y es que estamos muy expuestas a mas enfermedades y problemas porque toda o la mayor parte de nuestra energía va directo al desarrollo de esa personita. Uno de esos problemas que pueden aparecer es la disnea y este es muy común en realidad.

 

Qué es la disnea?

La disnea durante el embarazo es el resultado de la adaptación a los cambios corporales en el embarazo, esta se relaciona directamente con el sistema cardiovascular y el respiratorio. Esta normalmente se experimentará al realizar una actividad o al estar en un periodo de reposo durante un tiempo prolongado.

 

Hay dos tipos de disnea: La aguda es cuando falta el aliento unas pocas semanas y la crónica que es cuando la falta de aliento dura más de un mes. Lo bueno de esto es que no es peligrosa para el bebé y puedes aliviarte un poco haciendo ejercicios, por lo menos de forma temporal.

 

Síntomas de la disnea durante el embarazo

  1. La falta de apetito
  2. Debilidad corporal
  3. Cansancio
  4. Decoloración azulada de las uñas y piel
  5. Respiración anormal
  6. Aumento de la frecuencia cardiaca
  7. Inquietud

 

Si llegaras a experimentar síntomas graves como mareos, problemas respiratorio prolongado, dolor severo en el pecho o agotamiento extremo tienes que apresurarte a visitar al médico.

 

Consejos para tratarla

Evita las tareas forzosas: Debes tratar de relajarte cada tanto mientras estás en la espera, no tienes que esforzarte demasiado ni en el trabajo ni con las tareas domésticas porque esto solo puede empeorar aún más la disnea. Tener descansos cada tanto ayudará a que tu cuerpo se recupere y además estés más relajada.

 

Ejercicios de respiración: Estos son sin dudas uno de los mejores remedios para combatir la dificultad para respirar y para aliviar los síntomas de la disnea. Estas actividades te ayudarán a aumentar la capacidad pulmonar, lo que te hará respirar mejor.

 

Postura corporal: Tener una buena postura corporal es muy útil, esta puede reducir la disnea. Cada vez que estés sentada tienes que mantener los hombros hacia atrás, lo que proporciona un amplio espacio para que así los pulmones se expandan. Cuando duermas deberías de mantener el cuerpo elevado colocando más almohadas detrás de la espalda.

 

Cambiar posición: Si estás en una postura y te comienzas a sentir sin aliento e incómoda entonces deberás cambiar a otra que te haga sentir mucho más relajada y es que eso te ayudará a respirar con mayor facilidad.

 

Ejercicios aeróbicos: Los ejercicios aeróbicos cuando son leves son buenos para realizar durante el embarazo y es que en muchas ocasiones el no estar en forma durante la gestación puede aumentar la dificultad para respirar.

 

Comment here