LactanciaSalud

Qué hacer cuando dar pecho es doloroso?

pecho

Una de las cosas que más disfrutamos cuando nos convertimos en madres es darle el pecho al pequeño, pues genera una sensación única pero además sentimos esa conexión, sentimos cómo se forma ese vínculo tan especial. Ahora, no todas las mujeres lo hacen pues esta es una decisión propia.

 

Las que, si deciden amamantar, normalmente no tiene problemas. Pero hay un pequeño porcentaje que lo tiene y es que en ocasiones más que nada en las madres primerizas el amamantar puede generar molestia o sensibilidad. Esto es normal, pero sé que duele y es molesto, bastante por eso te quiero contar lo que produce este dolor y que puedes hacer en ese caso. Para que lo evites o trates de aliviarlo lo más que puedas.

 

Posibles causas del dolor

Son varias las cosas que pueden provocar que el pecho duela cuando amamantas.

 

1-El bebé no agarra bien el pezón: Puede ser que tu hijo no lo agarre bien por ende no succiona de forma correcta lo cual produce que los pezones duelan. También puede producir grietas dolorosas y que causan sangrado.

 

2-Puede estar la posibilidad de que tu hijo tenga el frenillo sublingual corto, lo que provocaría que el niño no agarre bien el pezón y no consume la cantidad de leche que necesita.

 

3-La mastitis: Es el resultado de una infección que se da por las grietas abiertas. Te darás cuenta d que la tienes si sientes tu pecho caliente y duele mucho, además de tener fiebre y malestar.

 

4-Obstrucción mamaria: Cuando los conductos de leche se llenan de leche y queda obstruida, provocan mucho dolor, puede ser solo en el pezón, aparece un punto blanco en el pezón y luego sale un bulto.

 

5-Hongos: Puede deberse a contagio, que el bebé tenga hongos en la boca.

 

Qué hacer en caso de dolor

Cuando llegue el momento de amamantar a tu bebé, puedes hacer algunas cosas que harán que sea menos doloroso para ti. Por ejemplo, deberías de colocarlo con la cabeza recta y esperar a que abra bien la boca, fijate que su boca cubra la mayor parte de la areola.

 

Otra cosa es que amamantes al pequeño cada 2 horas y por la noche también pues querrá alimentarse igual que durante el día. Cambia de posición mientras lo amamantas para poder aliviar con más facilidad el malestar y el dolor. Trata de evitar llevar sujetadores que sean muy apretados, porque si no aumentas la presión.

 

Por último, lava los pezones siempre con agua tibio, usa la leche materna para tratar las grietas y siempre mantén la calma deja de lado el estrés.

Comment here