Uncategorized

¿Queda satisfecho mi bebé?

bebé

El bebé, debe alimentarse siempre que quiera. Lactancia a libre demanda.

Atrás quedaron esos tiempos en que se nos establecían horarios para dar de comer a nuestro bebé. Por supuesto, en las primeras semanas lo que más hará será dormir, por lo que debemos cuidar que lo haga por lo menos unas 8 veces al día, y despertarlo si es necesario. Lo mismo ocurre por la noche.

 

Si, por el contrario, tu bebé es de los que cada media hora pide pecho nuevamente, no comiences a cuestionarte si tu leche es suficiente, simplemente recuerda que el estómago de tu retoño es aún muy pequeñito, y probablemente necesite tomar poco, pero seguido.

 

Por norma general, no debemos preocuparnos por el abastecimiento de leche, ya que la naturaleza es muy sabia y siempre produciremos según el requerimiento de nuestro pequeño.

 

Si serás, o eres mamita por primera vez, debes saber que no debes preocuparte de cuántas veces debes poner al pecho a tu bebé, ni durante cuánto tiempo. Cada vez que llore ofrécele tu pecho, y solito lo rechazará si es que ya no quiere más, o si el motivo de su llanto es otro.

 

 

No es necesario seguir un horario de tomas rígido, y se habla de lactancia a libre demanda, porque cada niño marcará su propio ritmo de alimentación y, sin duda, te lo hará saber mediante el llanto. Con el paso del tiempo lo conocerás más y aprenderás a identificar sus señales.

 

Los bebés no siempre toman la misma cantidad de leche, a veces, se sacian pronto porque el sueño los vence y cuando despiertan vuelven a reclamar aquello que les quedó por tomar. También hay momentos del día en que tienen más apetito, y otros en los que simplemente reclamarán cariño. No es raro que un bebé se agarre al pecho simplemente por sentir consuelo y contacto físico con su mamá.

 

Signos claros para saber si nuestro bebé tiene hambre:

– Si abre la boca y saca su lengüita.

– Si coloca sus labios hacia afuera y succiona ante cualquier contacto corporal.

– Si da cabezazos contra nuestro pecho.

– Si mueve la cabeza de un lado a otro, obedeciendo a su reflejo de búsqueda del pecho.

– Si se mete las manitos a la boca para chuparlas.

 

Recuerda que el mejor indicador para ver si tu leche es suficiente, es si tu bebé está subiendo de peso, y creciendo como corresponde.

 

Comment here