Consejos

Recomendaciones de disciplina positiva por edades y etapas

disciplina positiva

La disciplina es fundamental para la crianza de nuestros hijos en todas las edades. Veremos etapa por etapa pequeñas recomendaciones o consejos que deberías aplicar.

Consejos para bebés (hasta los 12 meses)

Algo fundamental es dar el ejemplo, ya que los bebés aprenden observando todo lo que haces.

Lo ideal es usar lenguaje positivo para criar al pequeño. Envés de negarle algo es ideal decir lo que debe hacer. Envés de estar diciendo “No toques tal cosa” lo ideal sería decir “Es momento de jugar con esto”.

La palabra “no” debería ser usada para ciertas cosas importantes. Pero no para cualquier situación. De esta manera para evitar tener que hacer uso de la misma lo mejor es directamente evitar las cosas que no quieres que toque alejando dicho objeto de su alcance.

Fundamental es tener unas reglas básicas que todos los que se hagan cargo del niño deberían seguir.

Niños pequeños (entre uno y tres años)

En esta etapa poco a poco tu pequeño se va dando cuenta que es lo que puede y no puede hacer. Además, sería una buena idea intentar ignorar aquellas cosas que quieres que deje de hacer, ya que mientras más atención le prestes peor es.

Las rabietas son, generalmente, normales cuando tu hijo se siente frustrado por algo que no puede conseguir o lograr. Debes intentar localizar qué genera dichas rabietas e intentar lidiar con ello.

Es fundamental no usar castigos físicos contra el niño e incluso los problemas que tengas con tu pareja deberán resolverlos de forma pacífica para moldear de esta forma un carácter no agresivo.

Si tiene hermanos no formes parte de la discusión. Eres el adulto por lo que debes reaccionar como tal. En caso de que el problema sea por un objeto específico, simplemente toma dicho objeto y guárdalo lejos del alcance de cualquiera.

Preescolar (entre tres y cinco años)

Fundamental darle tareas que puedan realizar a esta edad como guardar sus juguetes, ayudar a mamá y a papá. Cosas simples que sean capaces de entender.

Manteniendo los límites debes dejar que tus hijos tomen decisiones dentro de una variable que tu hayas creado anteriormente.

Es importante que enseñes a tu hijo que siempre debe tratar a los demás como quiere que lo traten a él.

Debes enseñarle cómo gestionar sus emociones y sentimientos. Que sentirse molesto o frustrado es parte de la vida, pero no por eso debe destruirlo todo.

Edad escolar primaria (entre 5 y 12 años)

Tus hijos comienzan a comprender lo que está bien y mal.

Háblale de lo importante que es la familia y de las consecuencias que puede tener el no seguir las reglas de la misma.

Mientras más siga las reglas y cumpla sus responsabilidades, mayores privilegios debería tener. Debes dejar esto muy en claro.

Por nada en el mundo permitas que tu hijo sea disciplinado con castigos corporales.

Debes seguir educándose para enseñarle lo que es la paciencia y el respeto hacia otros.

Adolescentes (entre 12 y 18 años)

Para tomar mejores decisiones es fundamental estar conectados a su familia. Intenta pasar tiempo de calidad con ellos y sobre todo hablar.

Preocúpate por conocer a los amigos de tu hijo y que dichas relaciones sean respetuosas y responsables.

Debes reconocer todo lo que hace bien, cada uno de sus logros. Pero también cada vez que se equivoca.

Comment here