Niños

Regalan casa a niño que lustraba zapatos en la calle para cuidar a su hermana parapléjica. Ahora podrá estudiar

nino-lustraba-zapatos

Aunque hay padres que entregan todo su esfuerzo por brindarle lo mejor a sus hijos, que estudien y no tengan que salir a las calles para ganarse la vida, hay veces en las que no tienen más opción. Por distintas circunstancias sociales y económicas que atraviesan los países, es una tarea complicada de cumplir, más cuando sus retoños tienen necesidades especiales.

En todo esto se puede resumir la historia de Edilene, una madre cuyo mayor anhelo era que su hijo Igor, dejara de trabajar en las calles. Desde pequeño, el niño ha tenido que asumir muchas responsabilidades para ayudar a su madre y salir a buscar un empleo como lustrador de zapatos en la ciudad de Lapa, Brasil.

Según la información compartida por el medio de comunicación brasilero Razones Para Creer, la familia de Igor ha pasado por muchos momentos difíciles en cuanto a lo económico. Fue por ello mismo que el niño tuvo que dejar la escuela para poder dedicarse por completo a trabajar.

Tras la separación de sus padres, el progenitor de Igor dejó de apoyar económicamente a su familia, olvidándose de sus hijos. Cabe mencionar que Igor tiene 6 hermanos y entre ellos está Eugenia, una joven de 23 años quien ha sufrido un derrame cerebral que la ha dejado parapléjica.

Desde entonces, Igor ha asumido la responsabilidad de cuidar a su hermana y llevar el dinero a su madre para que puedan comprarle todo lo que necesita la joven y su familia.

“Todo lo que consigue en la calle, lustrar los zapatos, lo usa para comprar pañales y el suplemento para su hermana, se preocupa demasiado por ella”, contó su madre Edilene, quien se siente orgullosa de su hijo.

Todo el esfuerzo que el niño realizaba por su hermana llegó hasta manos de una página brasileña llamada VOAA. La misma, se dedica a realizar colectas para las personas que más lo necesitan. Luego de que conocieran su historia, la compartieron y miles de personas se unieron para aportar con algo de dinero.

La campaña que realizó VOAA fue tan exitosa que se junto tanto dinero como para compararle una casa nueva a la familia. Ahora, Igor ya no tendrá que salir a trabajar en las calles para ganarse el sustento y podrá regresar a la escuela para terminar con sus estudios.

Además, tanto él como su madre podrán ahorrar algo de dinero para poder pagar los costosos tratamientos de Eugenia. Pues la casa que compraron para esta familia estará habilitada como una posada en el segundo piso, mientras que en la planta baja funcionará como una cafetería. Todo esto servirá para generar ingresos y así poder ganarse la vida.

Comment here