Uncategorized

Los riesgos de la inducción temprana del parto

riesgos

El riesgo más frecuente de un parto inducido es que el bebé nazca prematuro.

 

El parto puede ser inducido mediante la ruptura del saco amniótico, y la administración de hormonas. Sin embargo, el cuerpo de la mamá pudiese no estar preparado, o el bebé no estar listo para vivir fuera del útero. En tales casos, las técnicas de inducción fracasarían.

  • Ruptura del saco amniótico: Cuando la ruptura artificial del saco amniótico no es efectiva, se recurre a otros métodos para inducir el parto. El problema de esto, es que el bebé se quedaría sin la protección de infecciones y bacterias que le otorga el líquido amniótico, por el plazo del tiempo en que se aplique el siguiente método.
  • Hormonas: Cuando se emplean hormonas como prostaglandina y oxitocina para inducir el parto, se corre el riesgo de que la mamita presente contracciones anormales, que no ayudan al trabajo de parto. También pudiese sufrir presión arterial baja y déficit de sodio en sangre.
  • Bebé prematuro: Si bien los bebés que nacen pocos días antes de la fecha de parto, en general son saludables, pueden sufrir problemas temporales como: ictericia, dificultades respiratorias y alimentarias, o la incapacidad para regular su temperatura corporal. Actualmente, las ecografías ayudan a determinar con más precisión la fecha de parto.

 

Esperar el nacimiento del bebé de forma natural es lo más recomendable. Sin embargo, dejar que la naturaleza siga su curso es tan importante como seguir los consejos de tu médico, quien te irá indicando qué es lo mejor para tu salud, y la de tu bebé.

 

Comment here