Uncategorized

Romper la fuente: el momento ha llegado

fuente

Cuando rompemos la fuente, es tiempo de preparar los brazos para recibir a nuestro bebé.

 

El momento en que damos a luz es el más intenso en la vida de una mujer. Pasa todo demasiado rápido, y casi no nos damos cuenta cuando ya está alimentándose en nuestro pecho.

 

Lo que ocurre antes de esto, puede ser desconocido para nosotras. Sin embargo, debes saber que un síntoma evidente de que tu bebé ya viene en camino, es cuando se rompe la bolsa de líquido amniótico que lo rodeó durante los 9 meses, protegiéndolo de infecciones.

 

Cuando llega el momento del parto, tu pequeño necesitará vía libre para salir. Por eso es que su cabecita presiona contra el suelo de la pelvis y la bolsa que lo contiene se rompe, provocando el derrame del líquido.

 

El color de este líquido debe ser transparente. En caso de que sea de otro color, es importante acudir al hospital lo más rápido posible, pues podría haberse ensuciado con meconio. Sea como sea, cuando hayas roto la fuente, conviene que mantengas una buena higiene para evitar las infecciones.

 

La rotura de la bolsa se produce una vez iniciado el trabajo de parto. Sin embargo, si esto no ha ocurrido y sientes contracciones en forma seguida, el mismo personal médico puede provocar la rotura.

 

Si, en caso contrario, la fuente se rompe antes de la semana 37, será recomendado el ingreso hospitalario para ser tratada con corticoides, y así ayudar a la maduración pulmonar de tu bebé. El facultativo valorará también suministrar fármacos para frenar la evolución del parto, si todavía no has llegado a la semana 34.

 

Preguntas frecuentes

¿Hay dolor cuando se rompe la fuente? No. Las membranas que forman la bolsa no tienen terminaciones nerviosas, por lo que ya sea una rotura espontánea, o provocada, es totalmente indolora.

 

¿Si el líquido amniótico es de color verde, me harán una cesárea? Depende de lo que el médico decida. En la mayor parte de los casos, el parto continúa en forma natural. Sin embargo, cabe una posibilidad de practicar una cesárea para evitar que el bebé sufra.

 

¿Qué pasa si se rompe la fuente y no tengo contracciones? El 15 por ciento de las mamitas rompen la fuente sin tener contracciones. Sin embargo, debes estar atenta, porque de no comenzar la dilatación en menos de 12 horas, será necesario inducir el parto.

 

Comment here