Uncategorized

Se liga a las trompas de Falopio a sus 22 años y celebra nunca tener hijos

No siempre el deseo de una mujer será convertirse en madre y esto es algo que muchas viven desde hace un largo tiempo. No obstante, en el pasado esto estaba mal visto, por lo que no se hablaba mucho del tema. Es por ello que muchas no tenían más remedio que aceptar la maternidad, pues es era “el rol o el deber” que la sociedad había impuesto, “su misión de vida.”

Afortunadamente, en la actualidad, ya ha dejado de ser un tabú para una gran parte de la sociedad. Con ello, cada vez son más las mujeres que se animan a decir que no quieren ser madres, sino que tienen otros planes para su vida. En estos días, son capaces de lograr todo lo que se propongan, incluso si eso implica romper con los estereotipos.

Es por ello mismo que Ailín Cubelo Naval, una joven de tan solo 22 años oriunda de Argentina, decidió someterse a una cirugía para ligar sus trompas de Falopio. Desde siempre supo que la maternidad no era algo para ella, por lo que ha elegido no tener hijos nunca.

“Yo jamás lograba entender porque todas mis amigas jugaban a la casita y siempre se imaginaban con hijos y atendiendo su hogar. Yo nunca quise ni querré eso para mi vida.”

Quizás, de manera implícita, aún seguimos viendo a las mujeres como una especie de incubadora, con un único propósito en la vida: ser madres. Si nos ponemos a ver detalladamente, por ejemplo, los juguetes para niños y para niñas, podemos notar que para los primeros casi siempre son autos, bloques, figuras de acción, pelotas, etc.

Mientras tanto, los juguetes que podemos encontrar en el mercado para las niñas son bebotes, casas, cocinas, juegos de té, etc. Es decir, todo lo que está relacionado con los quehaceres del hogar y con la crianza de un niño.

Sin embargo, hoy en día, hay cada vez más mujeres empoderadas y decididas. Saben perfectamente que no necesitan de una pareja o de un hijo para ser felices o para lograr aquello que se propongan en la vida.

Con ello no queremos decir que está bien o está mal que una mujer se rehúse a tener hijos. La maternidad o la paternidad, debería ser una elección y no una imposición social. De la misma manera que cuando un hombre decide no ser padre es aceptado con total normalidad, deberíamos hacer lo mismo cuando se trata de una mujer.

Sin embargo, durante mucho tiempo, estas peticiones fueron ignoradas. Incluso, en la actualidad, todavía hay personas que siguen viendo con malos ojos esto. En seguida, comienzan a decir que “carecen de instinto maternal”, que “no quieren a los niños” o que “son egoístas”.

Si nos ponemos a pensar en esta última frase… ¿quién es más egoísta? ¿aquella persona que decide no tener hijos o aquellos que no sienten empatía y no piensan en los motivos por los cuáles ha tomado esa decisión? Independientemente de cuáles sean tus objetivos o metas para tu vida, serán egoístas, pues es lo que tú quieres y/o esperas para tú vida.

Cuando quieres tener un hijo, lo haces por razones egoístas: porque quieres tú ser padre o madre. Lo mismo sucede cuando decides no tenerlos: es porque tú no quieres ser padre o madre. Cada quien es dueño de su destino, pues al final del día, solo tú vivirás con las consecuencias de tus elecciones.

“Es obvio que más adelante te vas a arrepentir, cuando estés anciana y te veas sola en una habitación”, fue uno de los comentarios que recibió y frente a ello respondió: “Nadie debería llegar al mundo por el simple hecho de mantener y cuidar a sus papás cuando lleguen a viejos, que propósito de vida tan vacío y precario. Para muchas de ustedes lo más importante en la vida es ser madre, pues para mí lo más importante es NO serlo jamás porque amo profundamente mi independencia”.

Aunque muchas personas no logran comprender el razonamiento de esta joven, ella está segura y feliz con la decisión que ha tomado. De hecho, lo celebra abiertamente en sus redes, dejando muy en claro en los comentarios que los juicios absurdos de los demás la tienen sin cuidado.

Comment here