MaternidadPaternidad

Si eres adicto al móvil logras que tu hijo se sienta ignorado

móvil

El tiempo que pasamos con el dispositivo móvil en muchas ocasiones es más del que nos imaginamos. Esos cinco minutos que nos pasamos leyendo los mensajes en las redes sociales se puede terminar convirtiendo en incluso horas.

 

Es increíble cómo puede ese pequeño aparato con todas las posibilidades de conectarse a cientos de cosas, a diferentes redes, con miles de aplicaciones. Absorber tanto tiempo de nuestra vida.

 

El problema viene cuando tenemos otras responsabilidades que cumplir, especialmente cuando somos papás y es que no podemos dejar a nuestros hijos durante tanto tiempo sin estar vigilándolos.

 

La adicción a los móviles de los papás

Pero el verdadero problema no es el hecho de no vigilar a los niños, es el hecho de no prestarles la suficiente atención, lograr que ellos se sientan ignorados tiene consecuencias muy negativas no únicamente a corto plazo sino también a mediano y largo plazo.

 

Un estudio realizado por AVG Technologies asegura que el 42% de los niños cree que sus padres pasan más tiempo con sus dispositivos móviles que jugando con ellos. Cuatro de cada diez niños aseguran que sus padres contestan sus teléfonos apenas estos reciben una llamada o un mensaje. Haciéndolos sentir totalmente desplazados.

 

La vida de los adultos en la actualidad funciona de esta forma: estar pendientes siempre del trabajo. Los niños han quedado desplazados lamentablemente. Ahora los padres están siempre pensando en el trabajo o en amigos, logrando que los niños se sientan desplazados por el teléfono móvil que es lo que se usa para mantenerse comunicados.

 

Padres abducidos por el smartphone

Casi el 60% de los niños que fueron entrevistados en el estudio, asegura que quisiera quitarle el dispositivo móvil a sus padres para que les presten atención.

 

El problema de esto es que el vínculo entre padre e hijo poco a poco desaparece. La comunicación entre ambos deja de existir lo que terminará generando otras situaciones más complicadas a corto y largo plazo.

 

A corto plazo es normal notarlo cuando tu hijo comienza a portarse cada vez peor. Esto en realidad no es culpa del niño, sino que es culpa tuya. ¿El motivo? El pequeño necesita a su papá y a su mamá.

 

El no tener atención de estos lo único que logra es primero que nada que el niño quiera llamar tu atención como sea posible. Además, logramos que se sienta frustrado y solo, intentando justamente llamar la atención de sus padres para conseguir eliminar ese sentimiento.

 

 

También te puede interesar:

El móvil podría generar mal comportamiento en los niños

Comment here