Consejos

Si tu hijo tiene un objeto de apego ¡No se lo quites!

objeto

¿Tu hijo tiene un objeto de apego? Es bastante normal que los niños tengan un objeto de apego, puede ser desde un oso, un peluche cualquiera, hasta juguetes varios, mantas, chupetes, etc.

 

El tener estos objetos es muy bueno para ellos ya que se sienten más seguros y tranquilos emocionalmente hablando, por lo que sin dudas es algo muy bueno para combatir el estrés y ansiedad que pueden sufrir en cualquier momento.

 

A diferencia del chupete, que a los tres años ya es hora de quitárselo ya que puede generar graves problemas en los dientes o incluso en la mandíbula. El resto de objetos de apego no es precisamente necesario quitárselos, muchos padres creen que sí.

 

Lo ideal en casos de que se trata de peluches, mantas, etc. Cosas que en realidad no le afectan en nada negativamente, seria no quitárselos. Poco a poco tu hijo irá dejándolo de lado y lo ideal es que sea él quien decida cuándo hacerlo.

 

La importancia del objeto de apego en los niños

Un objeto de apego puede ser cualquier cosa que al niño o bebé le genere tranquilidad y seguridad, puede ser lo que sea, desde la textura de un peluche hasta una manta por mantenerlo calentito, lo que sea y el motivo también. Desde ese momento tu hijo sentirá un apego por dicho objeto y cuando esté ansioso o estresado, recurrirá a él para calmarse.

 

En muchas ocasiones un peluche puede ser un excelente objeto de apego para aquellos niños que duermen solos, se van con su peluche a la cama y sienten más seguridad de que si estuvieran solos en la misma, de esta forma se sentirá mucho más confiado para poder conciliar el sueño sin inconvenientes.

 

Los objetos de apego en la crianza

Evidentemente los padres son lo que más generan seguridad y tranquilidad en un niño. Sin embargo, en algunas ocasiones cuando mamá o papá no pueden estar presentes, un objeto de apego es simplemente genial para sustituirlos, por lo menos el niño o bebé siente esto.

 

Los niños no solo necesitan que sus padres cubran sus necesidades básicas para sobrevivir, sino además sus necesidades emocionales y en muchas ocasiones un objeto de apego viene muy cómo te dije anteriormente, para que el bebé se sienta más seguro y menos estresado.

Comment here