Uncategorized

Síntomas de la hipertensión en el embarazo

hipertensión

La presión arterial alta (hipertensión arterial), a partir de la semana 20 de embarazo puede ser una condición de riesgo. Conoce sus implicancias y cuidados necesarios.

 

Tener la “presión alta” cuando está embarazada, puede causar problemas tanto a la madre como al bebé. Ya sea que se tenga antecedentes de Hipertensión previa al embarazo o se presente inducida por el embarazo, existe el riesgo de complicaciones, tales como: Preeclampsia, Eclampsia, Parto prematuro, Desprendimiento de placenta y Retraso en el crecimiento del feto, entre otras.

Es importante estar atenta a los signos de alerta que se instalan a veces con semanas de anticipación a una crisis hipertensiva grave.

 

A partir de la segunda mitad del embarazo los signos a tener en cuenta son:

  • Edema: consiste en la acumulación de líquido ente los tejidos y se manifiesta con aumento de peso no justificado por la ingesta de alimentos (más de 1Kg por semana). Se puede identificar al presionar el pulgar contra la tibia y observar que se provoca una depresión o hundimiento del tejido que queda marcado en forma persistente. Hay que considerar que el edema por si solo no debe alarmarnos, pues habitualmente se presenta en el tercer trimestre especialmente en días cálidos o después de haber transitado mucho.
  • Aparición de dolor de cabeza persistente (Cefalea).
  • Percibir la sensación de visualizar centellos o puntos brillantes (Fotopsias).
  • Percibir la sensación de zumbido en los oídos, como si un pito agudo estuviera permanentemente oyéndose (Tinitus).

 

Si Ud. presenta en forma simultánea: Edema, Cefalea, Fotopsias y Tinitus, es muy recomendable que acuda a la brevedad a un servicio de Urgencia, donde medirán su presión arterial y tomarán una muestra de orina para analizar la presencia de proteínas.

 

Si se confirma precozmente una crisis de Hipertensión Arterial, se instalarán las medidas generales y farmacológicas más eficientes para evitar que este cuadro progrese y llegue a presentar las complicaciones mencionadas.

 

Es muy importante asistir regularmente a los controles prenatales, donde se evalúan rutinariamente la presión arterial, el incremento de peso y la aparición de éstos signos y de ser necesario puede complementarse alguna sospecha con exámenes de laboratorio.

 

Comment here