Uncategorized

Tiene 69 años y luce un cuerpo fitness

69 años

Para Gladys Bravo Berrios la edad no es ningún impedimento para lograr sus sueños, sino que se trata solamente un número más. Con 69 años salió campeona fisicoculturista en el Sudamericano de Buenos Aires, Argentina en diciembre del 2021. “Ahora me atrevo a decir que soy una mujer obsesionada con el gimnasio. Me gusta la energía que me da. El cambio tan maravilloso que le dio a mi cuerpo, mi estado de ánimo siempre es el mejor. Sin duda, es lo mejor que me ha pasado”.

Conocida también como la “abuela fitness”, se ha convertido en una fuente de inspiración para muchas personas. Según comentó, le gusta poder ayudar a otras mujeres y ver como poco a poco sus consejos y su disciplina le cambian la vida por completo a sus alumnas. Luego de descubrir su nueva pasión a los 55 años, Gladys Bravo Berrios decidió dejar su trabajo de más de 20 años como secretaria de una empresa para ser personal training. Al principio, su familia no estaba muy de acuerdo con la decisión tan arriesgada que había tomado.

“En mi familia estaban muy sorprendidos porque estaba dejando mi trabajo de años por algo que no era seguro ni estable. Todos pensaban que me estaba trastornado. Tuve momentos muy duros, pero logré salir victoriosa de cada una de mis batallas.”

Las redes sociales de Gladys son furor y muchos de sus fanáticos siguen al pie de la letra todos los consejos que ella comparte. Es que con 69 años luce un cuerpo de infarto y esta es la mejor manera de demostrar que lo que ella hace le trae muy buenos resultados. Lo más sorprendente de todo, es que la chilena solo tuvo tres meses para prepararse para el campeonato. Su determinación y su disciplina fue clave para lograr en muy poco tiempo lo que casi nadie logra.


¿Cómo se inició en el fisicoculturismo Gladys Bravo Berrios?

Gladys tuvo sus primeros inicios en la vida “fitness” cuando tenía 55 años. A partir de ese momento, comenzó a notar cambios muy positivos en ella, no solo en cuanto a su físico, sino también sobre su estado anímico. Incluso, a pesar de que haya algunos que solo se encargan de dejarle mensajes negativos.

De la misma manera que tiene cientos de miles de seguidores en sus redes sociales que la apoyan, hay otros que consideran que es “muy mayor” para hacer lo que hace. Sin embargo, Gladys se muestra como una persona muy segura de sí misma y considera que ellos son los equivocados.

En una entrevista, aseguró que no se enfoca en los comentarios con mensajes negativos, puesto que “le da lo mismo lo que los demás piensen”. En este sentido, confesó que no siente que haya comenzado tarde, aunque se arrepiente por el tiempo que desperdició enfocada en otras cosas. Ahora dio un paso más y se animó a mostrarse como modelo de lencería para la empresa nacional Love Lust. Esta empresa, la contactó a través de sus redes sociales y la invitó a que formara parte de su nuevo catálogo. Gladys sin pensarlo mucho, aceptó de inmediato.
En una entrevista con un medio local de LUN aseguró que fotografiarse en ropa interior no fue algo que le dio pudor. Esto se debe a que el perfil de sus redes sociales ha compartido varias imágenes muy sensuales en pijama o con ropa interior, aunque muy sutiles.

De hecho, la modelo chilena de 69 años afirmó que se siente muy a gusto mostrándole al mundo su sensual y tonificado cuerpo. Por su parte, Love Lust compartió un mensaje para Gladys en donde le agradeció por su participación: “Gracias Gladys, mi admiración y mi respeto. Eres una fuente inagotable de inspiración”.

Comment here