Uncategorized

“Tienen más autonomía y respeto por los demás”. Madre confiesa que les pide permiso a sus hijos antes de cambiarle los pañales

pañales

La crianza no es una tarea sencilla, sobre todo cuando somos padres primerizos. Es que esta es una labor de la que tenemos que aprender todos los días y tratar de hacer lo mejor por el bienestar de nuestros hijos. A pesar de que es algo completamente personal, a menudo, los métodos de crianza que emplean algunos padres generan controversia.

Al principio, una de las cosas que deben aprender es a cambiar pañales, una actividad que no es de la más agradable, pero es indispensable para el cuidado de los recién nacidos. Esta rutina se forma en algo cotidiano en la vida de las parejas que deciden tener hijos, por lo que es algo que cualquier podría llegar a experimentar en cualquier momento.

A pesar de las recomendaciones de los expertos en la salud y en el cuidado de los niños, a quienes deciden que lo ideal es cambiar el pañal cada dos o tres horas. Otros, en cambio, no están de acuerdo con ello y prefieren que sea su hijo el que tome la decisión al respecto.

Tal es el caso de Lottie Daley, una madre que se ha vuelto viral en internet por su decisión a la hora de cambiarle los pañales a su hijo. Según lo reseño el medio de comunicación Newsner, la mujer estuvo invitada en el programa This Morning y contó que ella tiene un criterio muy distinto al que muchos padres tienen.

La joven madre, prefiere tener el consentimiento de su hijo antes de cambiarle el pañal. Todo esto, porque esto la ayudaría a educar a los niños sobre el consentimiento y la autonomía de sus cuerpos. Esto generó una gran confusión en muchos padres, pues no consideran que, al principio, son muy pequeños para responder sí o no al momento de preguntarles.

Sin embargo, ella explicó que es obvio que a edades tempranas aún no pueden comunicarse de forma verbal. En cambio, esto tiene un significado mucho más profundo: ella hace la pregunta de todas formas, aunque no haya respuesta. Es decir, ella le pide permiso de forma “simbólica”.

Esta práctica la ha llevado a cabo con sus otras dos hijas de 5 y 7 años, a quienes aún ayuda a asearse y a bañarse. Según explica Lottie, pedir el consentimiento de los hijos debe ser en todo momento: cuando hay que vestirlos, limpiarlos o antes de hacerles consquillas.

Para esta madre, si todos los padres tuvieran la costumbre de pedir permiso a sus hijos antes de tocarlos ellos podrían llegar a la adolescencia teniendo más control y autonomía de sus cuerpos. Además, es una buena forma de educarlos para que tengan una actitud más respetuosa hacia los demás.

Comment here