ConsejosMaternidadNiños

A la hora de dormir es mejor un libro que la televisión

un libro

Antes de acostar a nuestros pequeños debemos realizar toda una rutina para que ellos mismos se adapten y entiendan que, luego de todo lo que debemos hacer, es hora de irse a dormir. De esta manera conseguimos que respeten los horarios y se vayan a la cama sin tener que lidiar con situaciones complicadas.

Antes de irse a dormir generalmente viene el momento del baño, la cena, los juegos, masajes, abrazarse, etc. En pocas palabras se trata de una especie de ritual entre tú y tu pequeño para mejorar la relación entre ambos, fortalecer su amor y si a esto le sumamos un libro, entonces terminaremos el día de la mejor manera posible.

Vivimos en una época en donde los dispositivos electrónicos son algo prácticamente fundamental para la mayoría de personas, incluso para los niños. Sin embargo, no es una buena idea dejarlos con la televisión antes de irse a dormir.

La importancia de leerles un libro

Notarás cuando comienzas a leerle un cuento a tu hijo que con el paso de los días querrá que lo sigas haciendo. Incluso por más que no sea la misma historia, por lo que lo importante no es la historia en sí, sino el momento que viven juntos y todo lo de lo que se puede beneficiar el pequeño y a ti.

un libro

Contar un cuento no es algo tan simple como leerlo en voz alta y listo. Deberás volver al cuento interesante, interpretar algunos personajes, realizar preguntas e incluso si es posible, que te ayude a leerlo, que cada uno haga de un personaje recurrente de dicha historia ¡Se pueden hacer muchas cosas!

Libros que tus pequeños deberían de leer antes de los 18 años

Leerles un libro se convierte en algo especial, ideal para aquellos días complicados en donde hubo demasiados berrinches, para crear y mantener una fuerte conexión emocional con el pequeño. En donde, a través de diferentes cuentos y con un poco de nuestra imaginación podemos conseguir reforzar diferentes lecciones que vamos dándole día a día.

un libro

La importancia de la familia, del amor, respeto, bondad, etc. Todo esto se puede reforzar con simplemente tomarse unos minutos durante la noche, antes de dormir, con imaginación y buena actitud.

Cuando te dedicas a leerles un libro fortaleces la conexión que tienes con tu pequeño. Por su parte, él comienza a imaginar el mundo que le estas contando, sus sentidos se enfocan exclusivamente en tu voz y es lo único importante.

De esta manera no únicamente estas mejorando su capacidad para escuchar, algo fundamental en la vida. Sino que también mejoras de forma considerable su atención, imaginación y le ayudas a realizar razonamientos complejos.

Incluso conseguirás que tenga un sueño reparador, que pueda descansar de manera adecuada y estar listo para el día siguiente con mucha energía.

Comment here