Salud

Un niño que vive en un hogar con humo. “Fuman” hasta 150 cigarros por año

humo

Según las estadísticas una de cada cinco embarazadas fuma durante el embarazo. Pero como si eso no fuera poco los niños que viven con fumadores tienen muchas más infecciones, consultas médicas e ingresos hospitalarios en comparación con aquellos que viven en hogares libres del humo del tabaco.

 

Como si fuera poco, un estudio afirma que los niños que viven con padres fumadores consumen una dosis de nicotina (sin quererlo) que equivale a 150 cigarros por año en muchas ocasiones.

 

Niños con padres fumadores

En el caso de los niños son mucho más vulnerables que cualquier adulto. Esto se debe en realidad porque tienen una menor superficie corporal y peso. Además, un niño generalmente pasa una gran cantidad de tiempo en el hogar, especialmente si tiene menos de dos años. Por lo que está mucho más expuesto al humo del tabaco.

 

Para poder evaluar esta situación se realizó un estudio retrospectivo con varias consultas que se hicieron en atención de pediatría en el centro de salud de Madrid en donde se analizaron 150 casos. En dichos casos, un poco más del 40% estuvieron expuestos al humo del tabaco.

 

Los datos son alarmantes porque significa que muchas personas (casi la mitad) fuman con niños en sus hogares sin saber lo perjudicial que puede llegar a ser para estos. Ni hablar de aquellas futuras madres que no dejan el tabaco durante los meses de gestación.

 

Tabaco, muy negativo para los niños

El riesgo de sibilancias durante los primeros dos años de vida es bastante alto cuando ambos padres fuman. Dicen que cuando es el padre el que fuma este riesgo se reduce levemente porque en la mayoría de las ocasiones el niño pasa más tiempo con la madre que con el padre.

 

Sin embargo, debemos tener en cuenta que las consultas por infecciones respiratorias en niños, en la gran mayoría de los casos es muy superior en pequeños expuestos al tabaco. Los números son claros: 9 casos contra 7 de niños no expuestos a la nicotina.

 

Los niños expuestos al tabaco han sufrido un número considerablemente más amplio de bronquiolitis en comparación a los niños que no han venido de un hogar con humo.

 

En pocas palabras: cuando fumas en casa no únicamente estas fumando tú, sino que estas exponiendo la salud de todas las personas que te rodean, fumen o no fumen. En especial los niños pequeños.

Comment here