Bebé

Un spa para bebés en Australia ¡Una de las cosas más hermosas que vas a ver!

spa

Hay cosas realmente muy lindas en este mundo, cosas que son naturales y otras que gracias a personas maravillosas se pueden llevar a cabo y creo que esta es una de ellas.

 

En Australia Occidental se encuentra ubicado un spa muy especial, porque no se trata de uno ordinario, para nada. Se llama Baby Spa Perth y ofrece una gran cantidad de opciones para que sus clientes puedan relajarse, ofrece hidroterapia y masajes de gran calidad, todo ello para clientes menores de seis meses.

 

Dicho centro de spa cuenta con la última tecnología para ofrecer a sus clientes una gran variedad de posibilidades, entre ellas tiene su propio dispositivo de natación patentado, al mismo lo llaman “Bubby”. Es simplemente genial ya que ayuda de forma considerable al niño a mantenerse relajado, dormir mejor, etc.

 

Un spa exclusivo para menos de seis meses

En Australia por lo menos por ahora, es el único spa para bebés, pero en el mundo no. Y es que su fundadora Laura Sevenus, también cuenta con otros spas para bebés en lugares como Inglaterra, Sudáfrica e incluso España.

 

Los niños pueden relajarse, flotar en el agua perfectamente seguros, disfrutar de una tarde alegre y diferente para luego volver a casa completamente renovados en todo sentido.

 

El spa tiene un sistema que se llama Bubby el cual permite que todos los niños puedan jugar en el agua de manera segura, en ningún momento se pone la vida del pequeño en peligro.

 

Incluso, en caso de que los padres quieran participar, pueden hacerlo sin ninguna clase de problema acompañando a los pequeños en este momento de relajación absoluto y de esta forma también pueden compartir tiempo juntos.

 

Muy beneficiosos para los pequeños

Hay que tener en cuenta que, además de ser algo simplemente genial para los bebés, está demostrado que la hidroterapia es algo sumamente positivo para la salud y el desarrollo de los bebés.

 

También hay que tener en cuenta que los niños, al jugar tanto en el agua y poder hacer esto solos, pueden desarrollar una fuerza muscular y ósea de una manera más dinámica y sencilla, pero a su vez más eficaz.

 

Ayudando a los niños de esta manera a estar preparados para cuando sean capaz de comenzar a caminar y a la vez a nadar.

 

Pero no todo queda únicamente en la piscina, porque luego de la misma se les hace un masaje ligero con aceite de semilla de uva para hidratar la piel del pequeña. Hay que tener en cuenta que, además, la calidad del agua es impecable ya que la misma se purifica con ayuda de ozono, de esta forma cualquier clase de bacteria que podría estar en la misma, es completamente eliminada.

Comment here