Uncategorized

Vendía bocadillos para ayudar a su mamá. Hoy es modelo y la nueva cara de Hugo Boss

Hugo Boss

No todas las personas luchamos por alcanzar los mismos sueños en algún ámbito de la vida. Mientras que algunos buscan alcanzar la fama, otros viajar por el mundo y recorrer la mayor cantidad de sitios posibles, o porque no, llevar una vida tranquila al lado de sus seres queridos y un trabajo estable. Cada uno de nosotros tenemos un motivo diferente por el que nos levantamos todos los días y tratamos de ser mejores.

En ocasiones, el destino tiene preparada más de una sorpresa para nosotros y hace que de un momento a otro, nuestra vida cambie por completo. Tal es el caso de Gabriel Pitta, un joven oriundo de Salvador de Bahía, Brasil, que literalmente de la noche a la mañana se convirtió en un reconocido modelo.

El joven brasilero estuvo trabajando por mucho tiempo mientras terminaba sus estudios para poder ayudar a su madre con los gastos del hogar. Sin embargo, jamás se imaginó que a sus 21 años recibiría una oportunidad como esta que le cambiaría su vida en un abrir y cerrar de ojos.

A su corta edad, Gabriel modela para alguna de las marcas más importantes de Europa, como Hugo Boss, por ejemplo. El joven creció en una precaria situación económica, por lo que desde pequeño tuvo que salir a trabajar para tratar de sacar a su familia adelante, esforzándose el doble.

Cuando era adolescente, comenzó a ayudar a su mamá con un negocio emergente: la venta de bocadillos. Gabriel participaba en su preparación, empaque y reparto a los clientes. En una entrevista para Extra, el joven dijo: “Desde que era pequeño, ayudé a mi madre con este trabajo. Hicimos todo en casa y era una forma de aumentar los ingresos familiares. Además de hacer productos, también empaqué e hice las entregas.”

Sin pensarlo mucho, en 2016 tuvo su golpe de suerte y su vida cambió para siempre. Gabriel se postuló para modelo en un concurso que buscaba al hombre más bello de la localidad. Para su sorpresa, no solo llegó a la final, sino que lo ganó.

Con el paso del tiempo, Gabriel comenzó a realizar algunos trabajos relacionados con el modelaje hasta que por fin logró ser reconocido internacionalmente y voló hasta Europa. Desde que dejó su país natal, ha sido la portada de Vouge, GQ y Marie Clarie en más de una oportunidad.

Sin lugar a dudas, sus rasgos físicos y su increíble presencia a ayudado a Gabriel a ganar uno de los mayores premios para alguien en el mundo de la moda: ser la cara de la reconocida marca Hugo Boss. Desde el principio, este joven sabía que con mucho esfuerzo, su trabajo iba a ser recompensado.

Comment here