Uncategorized

Ventajas y desventajas de una lactancia mixta

lactancia mixta

Algunas mamás deben recurrir a la lactancia mixta obligatoriamente. Otras, lo hacen voluntariamente seducidas por sus ventajas.

 

La lactancia es una de las experiencias más lindas de ser mamá. Lo que se siente con esa cercanía, y nivel de confidencialidad que logramos con nuestro bebé, es simplemente inexplicable. Pese a ello, hay mamitas que optan por una lactancia mixta.

 

Mientras que la lactancia materna es exclusiva, la lactancia mixta permite la ayuda de otras personas. Si lo miramos desde el punto de vista de las ventajas, este tipo de lactancia no sólo deja a la mamá tener más tiempo para ella y para realizar otras cosas, sino que le permite al papá no quedar excluido de esta fase tan vinculante con su bebé.

 

La lactancia mixta, además, representa un cambio menos traumático para el bebé cuando la mamá ha cumplido el período de post natal, debiendo regresar al trabajo. Ante esta práctica, tu hijo ya estará acostumbrado a alternar el pecho y las mamaderas.

 

Sin embargo, la lactancia mixta no sólo es una opción, sino que en algunas mamitas es obligación. Cuando la leche materna no resulta suficiente, permite suplementar la alimentación del bebé.

 

Pero, como nada es perfecto, el método también presenta algunas desventajas. Por ejemplo, está el riesgo de acortar el periodo de lactancia, producto de que al amamantar menos, el cuerpo genera menos leche. Recuerda que nuestro sistema produce la cantidad que nuestro bebé demanda, y se potencia con la succión.

 

Otro riesgo, es el que nuestro bebé se acostumbre a tomar en mamadera, y a la hora de mamar no se esfuerce lo suficiente por hacer la succión correctamente.

 

Finalmente, la preparación de la mamadera supone un proceso de esterilización, calentamiento, revisión de la temperatura correcta de la leche, y más. Algo que, obviamente, no necesitamos hacer cuando damos pecho.

 

Para disminuir las desventajas de la lactancia mixta es conveniente tener primero bien asentada la lactancia materna exclusiva durante varias semanas. De esta forma, nos aseguramos de que la leche suba correctamente, y de que nuestro bebé se acostumbre a succionar.

 

Comment here