Uncategorized

“Ya lo perdoné”. El hijo de Érika Buenfil y Ernesto Zedillo disfruta pasar tiempo con su padre tras 17 años de ausencia

A pesar de que la crianza es tanto responsabilidad de la madre como del padre, la realidad nos demuestra que muchas veces, es uno solo el que termina haciéndose cargo de sus hijos. A menudo, cuando las relaciones de pareja fracasan y deciden separarse, hay quienes también lo hacen de sus retoños, olvidando por completo sus deberes y obligaciones como padres.

Eso lo sabe muy bien Érika Buenfil, desde el 2004 cuando se enteró que estaba embarazada y su vida cambió por completo. Al principio, la actriz estaba feliz de saber que iba a ser madre, pero esa alegre sensación, se convirtió en una experiencia amarga cuando su pareja le dijo que no quería hacerse cargo y se marchó.

A partir de entonces, la actriz y conductora decidió seguir adelante sin importar lo que pasara. Ella continuaría con su embarazo y asumiría su rol de madre soltera, sin importar cuán difícil pudiera llegar a ser. Así fue, como en febrero del 2005, llegó al mundo Nicolás de Jesús Buenfil López, en Monterrey, Nuevo León.

Su padre, Ernesto Zedillo Jr., hijo del ex presidente de México se enteró de inmediato del nacimiento de su hijo. Sin embargo, solo se limitó a decir “Algún día lo conoceré”. Para muchos, estas eran solo palabras al viento, y fueron varios los que aseguraron que nunca intentaría cumplir con su rol de padre. Sin embargo, cumplió con su palabra y ahora convive con Nicolás.

Érika sufrió mucho el abandono de su pareja, pero no dejó que esto la detuviera. En cambio, se armó de valor y fue en busca de su Ernesto solo para preguntarle sobre sus antecedentes de salud y poder así monitorear la salud de su bebé. En ese momento, mientras ella seguía embarazada, se enteró que su ex pareja se había casado, así que se alejó por completo de su vida.

A pesar de todo, la actriz nunca le ocultó a su hijo quien era su verdadero padre y Nicolás lo conocía a través de fotos que podía encontrar en internet. Pero luego de más de una década, por fin se conocieron personalmente, poco después de que el adolescente cumpliera 14 años, el 13 de febrero de 2019.

En una entrevista para la revista Quién, Nicolás y su madre hablaron sobre cómo fue el momento del reencuentro con su padre. De acuerdo a la actriz, fue Zedillo quién se puso en contacto directamente con su hijo para decirle que quería conocerlo. A pesar de que la sorprendió bastante, lo tomó de manera más relajada, porque sabía que era su derecho que ambos se conocieran.

El encuentro con su padre fue crucial, ya que Nicolás tenía muchas ganas de conocerlo. Además, Zedillo se mantuvo relativamente atento a su hijo y en su cumpleaños le enviaba regalos. Ahora, luego de varios años de convivencia, el joven ha visto todas las cosas que tienen en común y considera que su padre es una gran persona.

“Ya lo perdoné, no le guardo rencor. Me gusta verlo y convivir junto con mis dos medias hermanas (Isabella y Victoria). Veo que las cuida y que ellas lo quieren, eso es suficiente para mí. Es un gran hombre.”

A pesar de que la llegada de Zedillo ocurrió hace poco, Nicolás asegura que nunca le faltó una figura paterna en su vida. En Érika encontró la imagen de padre y madre, por lo que no se sintió tan afectado por la ausencia de Ernesto tantos años.

Comment here